10 junio 2011

Pre-BLC: Dícese de un Viernes de reunión.

--PRE- BLC 04/06/11--

El día comenzó bien temprano -05:30h- y cuando Anabel me despertó (dormí en su casa que está más cerca de la estación) ella iba ya vestidita y peinadita y mi pregunta fue: ¿Qué haces ya tan mona? WTF? (creo que iba acompañado de un taco, pero lo omitiré).

Después de vestirme y plancharme el pelo -no recuerdo en que orden ;P- salimos corriendo hacia la estación, y llegamos únicamente con un par de minutos de sobra.
En el vagón nos esperaba MCarmen, asustada por nuestro retraso que Anabel aclaró era enteramente culpa de mi pelo -of course- al quedarnos solas con todo ese maravilloso espacio para nosotras le tiramos morro al asunto y nos pusimos en los asientos de bussines que tienen mesita, así pues fuimos más cómodas.
De que me quise dar cuenta estabamos ya en Madrid -¡cuán rápido es el Ave!- y yo tenía un hambre...

Fuimos al albergue del año pasado a que MCarmen dejase la maleta y robamos un poquito de internet, de ahí los mensajes de facebook de ¡ya estamos aquí! y otro poquito de electricidad -aquí la parisina que se queda sin batería en los momentos importantes-
Anabel y yo nos quedaríamos el finde con Ayalguita por lo que nos marchamos maletas en mano a nuestro siguiente destino.

Tras una parada para zamparme un suculento sandwich take away de roastbeef (de nada más y nada menos que 6€) marchamos al fuerte de Siruela.

En la sede de Siruela nos encontramos con Christos Yiannopoulos (El caso del hombre de las mil caras) y una traductora majísima. Realizamos una maravillosa entrevista que verá la luz en breve. Además pudimos poner cara a esos contactos cibernéticos que tenemos con la editorial. La biblioteca en que hicimos la entrevista nos dejó a todas encantadas, una preciosidad. Y nos trataron genial, desde aquí un saludo al equipo, que son estupendos y eso que hicimos esperar bastante a la periodista del Mundo (¿era El Mundo?). Bajo el brazo nos trajimos un par de interesantísimos títulos que muy pronto comentaré en un par de reseñas.

Mientras estabamos allí Ayalguita llegó, nos montamos en su coche y dejamos las maletas bajo su cuidado.
Anabel y ella se marcharon para hacer unos recaditos y Mcarmen y yo fuimos a buscar a Anna Gallagher que acababa de llegar a la capital.
Hicímos una brevísima pausa para comprar té y pastas inglesas y continuamos nuestro camino hacia el parque en que la catalana bebía los vientos por una novela.

Cuando nos juntamos pasamos por una especie de mini-librería callejera, en la que adquirí un ejemplar de "cuento de navidad" de Dickens con prologo de M.Delibes (<3) y un ejemplar de El arte de amar de Ovidio -que sería un regalo-. Ya sabéis que los libros antiguos me pirran xD.
Poco después nuestros estómagos rugieron fieramente indicando que debíamos ir a comer -y pronto- acabamos en un burger-¡cómo no!-

Hicimos una GENIAL parada en Fnac Callao, MCarmen no lo había visitado todavía (WTF?). Y allí sucedió.
Como cada vez que entro en una libreria, ya casi por rutina, pregunté a la dependienta:

-COMIENZO DE EPISODIO PENOSO-
-¿Tenéis "El mejor lugar del mundo es aquí mismo"?
Cara rara.
-Tienes cara de "está descatalogado"
-¡Qué va, hay dos, pero no se si están en esta planta o en la de abajo! ¿Me seguís?
--->Insertar aquí mirada de esperanza entre Anna y yo.
La seguimos hasta una zona concreta y allí alargó la mano y nos hizo felices.
La girasolera y yo nos lanzamos cual aves carroñeras de tal manera que la pobre chica con ojos asustados solo acertó a decir:
-¿Tan bueno es?
-Más de lo que seas capaz de imaginar. -Loving
La chica lo ojea, se lo apunta y dice:
-Me encanta hacer feliz a la gente

¡¡¡Pero qué monosa era la chica!!!
 -FIN DEL EPISODIO PENOSO-



Después nos fuimos hasta el parque de "El Buen Retiro" para encontrarnos con nuestras amadas blogueras. Allí Bella me regaló un abrazo rompe-costillas de los buenos.

Tras esperar mucho nos adentramos en la feria, vimos las casetas y tras muchas vueltas nos plantamos delante de la caseta de Care Santos cansadísimos, yo que soy una valiente di el paso de sentarme en el suelo, y mis compis me imitaron dando a sus piernas un merecido descanso.
Un fotográfo profesional que había allí se encargó de retratar la ropa interior de Bells, que por lo visto era importantísima para la promoción de la feria. Ella, ni corta ni perezosa al darse cuenta, posó animadamente con una sonrisa -esta Bells es única-

Anna y yo no perdimos la oportunidad de que Care nos firmara el libro, ella tan mona como acostumbra nos regaló además un dibujo en la dedicatoria una humeante taza de café.  Y yo que le había traido un llavero re-mono no me olvidé de darselo -¡no se me olvidó! bien por mi.

Además pude ver al grandísimo Jordi Sierra i Fabra, y desde luego, la parisina pasó a su caseta para fotografiarse con él ^____^

Pasadas unas maravillosas horas de feria <3 marchamos hacia casa de Ayalguita, lugar en que la más loca entre las locas -Leara-  estaba ya esperando.




Tras una cena RIQUÍSIMA que nos preparó la anfitriona -ñam ñam ñam- hicimos un poco el cabra -probandonos los modelitos para el concierto del día siguiente- y entre muchísimas risas y refunfuños nos fuimos a dormir, que el sábado sería un día largo, largo requete-largo.

--FIN DE LA PRIMERA PARTE--






Las fotitos pertenecen a Bells, Anna, Mcarmen with love (si hay alguna de alguien más, dímelo y te añado raudo y veloz ;P)

6 comentarios:

Leara dijo...

Loving descascarillando el huevoooo!!! xD

La crónica del día siguiente tiene que ser mejor, que salgo yo :D

Anabel Botella dijo...

Lo de refunfuños no iría por mí??? Y lo de estar peinada, así es mi pelo. Qué bien me lo pasé xDDD

Anna Gallagher dijo...

Si no te importa, te robaré el fragmento del episodio penoso, indicando que es tuyo, claro ;P Creo que no lo podrías haber narrado mejor.

Se te missea mucho, Loving. ♥

Anna Gallagher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loving.Paris dijo...

leara, xDDDD

anabel, odio que tengas el pelo tan genial xDDD

anna, of course my lady.
yo te misseo muito también ;P

Rebeca dijo...

Bonita forma de pasar los días, entre amigos y libros.

"El mejor lugar del mundo es aquí mismo", de Care y Francesc, uno de esos libros que me capturó y que a día de hoy he sido incapaz de olvidar...muy presente en mí, desde hace meses...

Un saludo,

Rebeca.