07 marzo 2010

Hermoso Domingo

Estoy un poco perdida estos días. Los cercanos lo sabeis, y los lectores... bueno, digamos que todos tenemos nuestro lugar, y nuestro tiempo. Y cuando nuestro tiempo se acaba, no hay mucho que hacer. Llorar, y alegrarse del mundo mejor.
Desde las lágrimas que aun caen lentamente, hasta los minutos paralizados.
Ahora hay otra subdivisión, un frente abierto del que no se sabe el fin, y que espero que no se acerque lo más mínimo al acontecimiento de la pasada semana.


Os dejo con una cita para pensar: Tomas decisiones en un segundo, con las que debes convivir el resto de tu vida.

2 comentarios:

Camila Olivier dijo...

Todo es muy cierto. Espero que todo esté bien por allá en tu continente.
Beso♥

Loving.Paris dijo...

Gracias y un saludo.
Las cosas ocurren queramos o no, es nuestro deber capear el temporal lo mejor posible.
Estoy obcecada en animarme