05 enero 2010

El amanecer de los tiempos

Y allí estaba él sentado junto a ella durante años. Susurrando.
Y allí estaba ella, sorda y ciega. Que le veia, pero no era capaz de interpretar las imágenes.
Un día su mundo se derrumbó, se sumió en la oscuridad, la tristeza y la melancolía, y él asió su mano, y la sacó de allí.
De repente, su luz la deslumbró, y sintió el cálido momento en que se encontró sin preveerlo.
Cuando por fin le vió con todas sus connotaciones, todo cobró sentido, se hizo sencillo y agradable.
Nunca antres habían conectado como en ese momento, ni en los momentos de clímax sexual, que habín tenido anteriormente.
Dejaron de ser grandes amigos, de ser pareja sexualmente ocasional, a conectar, a fluir juntos de una manera que la mayoría no es siquiera capaz de imaginar, y ahora ambos se encontraban bañados en esa mágica luz en la que todo es paz y amor, y donde no existe la palabra NO, ni NUNCA ni pasa jamás nada malo. Y solo están ellos dos.

2 comentarios:

Thiago dijo...

Bueno, cari, pues mira... al fin y al cabo se tienen a ellos dos, peor es estar solo, no?

Tu blog ha ganado en intensidad con ese rojo, y el título muy efectivo, jajaa ¡déjalo en ON, que a mi me gusta, jaja!.

Bezos

LuSt dijo...

si thiago lo dice... no hay mas que hablar.
Ellos son almas gemelas, solo que estar de FB(Fucking Boy, Follamigo) no les habia dejado darse cuenta de ello! Ahora, la niebla se ha disipado, y todo está claro.